Buscar este blog

lunes, 8 de abril de 2013

Lunes en la tarde - Sara Graciano

Hoy vino una visita a mi cuerpo
La luna vino a visitarme
con su brillo fugaz
de mujer radiante
Se adelanto la luna en mi cuerpo
y apenas cuando el sol estaba cayendo
Llego así
como cuando se aparece una carta de hace tiempo
Un recuerdo de repente…
Una lagrima imparable de nostalgia

Mi alma está tranquila en su presencia,
Mi corazón ahogado en la tristeza
Y mi cuerpo ya comienza a confundirse
Los destellos se pasean por mis hombros
Y las gotas de sudor a congelarse
Cuando viajan sin remedio hasta mi vientre

El ocaso hoy se va y sin mirarme
Yo escondida en este velo como un ave
Recogida en su nido con cansancio
De este mundo cruel y aburrido

Y la luna me visita sin aviso
Pero entonces lloro si veo ojos serenos
O la mirada tierna de un niño
O una madre rebosante de ternura
Y lloro porque gotas de rocío
Se precipitan por mis ojos en mi ausencia
Cautivada en la belleza de su brillo
Abstraída en la melancolía de una tarde
De una tarde con canciones y desnuda
Una tarde sin cosechas y con luna

Se revuelven en mi pecho las sonatas
Los acordes de guitarra y los violines
La lluvia que tarda en llegar pero no olvida
La turbulenta polvareda en el tumulto
Se junta el viento con la tarde y la desdicha
Y la noche demorada y de morado
Sin afanes se remonta en la mejilla,
En el vientre, en los pechos…
De la montaña imponente que la viste

Esta tarde es diferente a cualquier tarde
No se parece a la tarde de un domingo
El crepúsculo aturdido trabaja
y la luna valiente y sublevada
Desde ya viene a mi cuerpo con su noche
Con su canto noctambulo y magnifico
A cumplir con su deber de poetiza
A tocarme con su estro, a visitarme,
A cumplir con su visita de lunes en la tarde …

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...