Buscar este blog

viernes, 29 de agosto de 2014

Aullar en luna negra - Sara Graciano

Si alguna vez te esperé,
Ya no te espero más…
Para acabar con mi amor,
Has hecho lo que hacía falta

Has puesto hombre, maltrato,
Cereza en helado y crema.
Has puesto el último sorbo,
Con que podían mis penas.

Y yo, que nací cruda,
Rosada, fea, y calva,
Ahora soy madura,
Y quiero estar en calma.

La libertad me persigue,
Y le he huído tantos años,
Que ahora no puedo mentirle,
No merezco esperarte tanto.

Mientras viajé te pensaba,
Mientras lo hacía me amaba,
Y encontraba incompatible,
Mi amor con tu alma árida.

Contigo me secaría,
¡Que horror, se me acabaría el agua!
Mi rio corría y corría,
Mis lágrimas lo alimentaban.

Alcé el vuelo hombre triste,
Con mis ojos conquisté montañas,
Con mis sueños, miré la vida,
Sin ceguera y entusiamada.

Mientras caminé yo sola,
Por bosques fríos,
Y caminos húmedos,
Pensé en lo feliz que era,
Y agradecí a mi loba sagrada.

Esa mujer que me habita,
Que me llena de esperanza,
Y que cuando me pierdo se agita,
Con ternura me regaña.

Pusiste ceniza en fuego,
Manchaste con tinta mi lago,
Guardaste mi amor en el fondo,
En lo más profundo de una caja.

Hombre y el amor se asfixia,
Si no se comunica, se acaba.
Quiere salir la pasión,
Quiere abrazar las palabras…

Y en este mundo pequeño,
Te encuentro desconocido,
Y percibo que me esperaban,
No solo yo estaba atenta a una llegada…

Fervientes ojos miraban,
La loba que yo ocultaba,
Me desnudé de prejuicios,
Reproches me resbalaban…

Si alguna vez te esperé,
Esa era otra fulana,
Yo ahora soy mujer nueva,
Que fluye enérgica y reconfortada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...