Buscar este blog

miércoles, 20 de agosto de 2014

Memoria - Sara Graciano


Te invito a que recuerdes
Que te amé descaradamente
Que asoleé mi cabello a la luz de tus pupilas
Que brillaron mis ojos verdes, esmeraldas, esperanza,
Al verte una sonrisa, brotando en las mejillas.

Recuerda mis dedos, pasando por tus orejas,
Recorriendo carmín, labios, cuerpo, ombligo,
Canciones al despertar, miradas en la oscuridad,
Tu cuello refugio, abrigo de mi respiración.

Te invito a que recuerdes mis piernas enredadas,
En tus piernas perseguidas por la ansiedad de enlazar el alma.
El alma…el corazón y el cuerpo, puestos en una cama.

Recuerda las noches lúgubres, angustia existencial binaria.
Dos seres llenos de dudas, la vida sin sentido,
El ser sin tener ganas…

Y olvida que lloramos,
Que te extrañé muchas veces,
Que nos clavamos puñales,
Que insoportables heridas,
No hicimos con palabras…

Olvida los ríos corriendo,
Haciendo de nosotros mares,
Olvida que me olvidaste,
Mientras te amaba,
Olvida también que oculté
Mis sabanas frías y mis palomas moteadas.

No olvides la última vez
Que te escribí en la piel mis deseos,
Que te curtí el nombre en mis sueños,
Que te escribí hasta borrar el blanco de las páginas.

No olvides, la desnudez, del cuerpo,
La desnudez de las palabras

Y olvida,
Olvida las nubes en las pestañas
Los silencios, eco de la rabia,
Los celos enrojeciendo la cara,
La vida yéndose por los dedos
Y el amor, el amor hostil y en llamas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...