Buscar este blog

jueves, 19 de octubre de 2017

Volar en pajarito - Sara Graciano

2016

David Uzochukwu

Encayé en tu isla, sinfónica tierra de pájaros,
que me caminaron de inmediato por los brazos y en el pelo.
Minúsculos y grandes, no temían cantarme al oído,
versearme, poemarme, cancionarme el amor y el deseo.

Te encontré,
tejiendo, escribiendo y enseñando.
Liberando y libertando,
hablándole naturalmente a los pájaros,
tocándoles con quena, los acordes de su vuelo.

Y al verme, caminaste hacia mí en silencio,
asombrado,
me acariciaste la mejilla
me rebelaste los secretos de tu isla,
y yo, desnudé mi proveniencia y mis historias.

Nos miramos jubilosamente hasta el amanecer,
y en las noches que siguieron,
abrazamos a la luna con palabras.
Los pájaros me pintaron,
en mi espalda cargo el tornasol de las madrugadas a tu lado.

Te vi, sentado en loto, sonriéndome a través de las alas,
fui a ti
con el pelo suelto y desordenado,
puse mis labios en tus labios,
las aves me abrieron el paso,
y me miraban atentamente.
Me decían en sus cantos “tierra”
y después “viento”
y más tarde “agua”
y cuando hubo tu vientre estremecido mi alma,
gimieron y susurraron “fuego”.

Como en las mil y una noches, encontré tu palacio,
tu isla solitaria y misteriosa.
Me has contado tus pasiones,
tus temores,
tu horizonte.
Volamos juntos sin saber el destino,
nos confiamos del azar y sus aciertos.
Nos abandonamos al rumbo que quiera la vida con nosotros.

Por lo pronto,
déjame que te dance entre velos sedosos,
entre esencias de flores y frutas,
que mis caderas conduzcan a los más fieros caminos,
que mis manos, cual mariposas nos avisen de la suerte que nos espera.

Mientras tanto,
déjame quedarme hasta la madrugada,
una y otra noche, hasta la madrugada,
que tengo mil historias que contarte
y una más, para la última de nuestras venturas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...